A diferencia de lo se puede pensar, en muchas ocasiones, las normas y reglas no están para prohibir o encorsetar, sino que están para facilitar la convivencia.

Recuerdo perfectamente unas frases que estudiábamos en el colegio,  en la asignatura de  Lengua, que nos hacían ver la importancia de seguir las reglas de ortografía. Simplemente se trataba de poner los signos de puntuación para facilitar la lectura del texto y darle un  significado determinado.

Dentro de un contexto determinado, las frases eran:

“Señor, muerto está. Tarde llegamos” vs.   “Señor muerto, esta tarde llegamos “

Una simple coma cambia el significado  total de la frase.

Por otro lado, si yo escriviera toda la hentrada del blog con faltas de hortografia, estoy segura que todo el mundo podria comprender lo que quiero decir, y realmente lo que estoy diciendo.

El contenido, se hentiende perfectamente, es cierto que con mas oh menos dificultad, sobre todo para las personas que saven leer mui vien,  a las que les costaria mucho  mas.

La finalidad de un  texto consiste en contar hechos, reales o ficticios, que suceden a unos personajes en un espacio y en un tiempo determinados. En un evento, la finalidad consiste en crear experiencias para unos personajes, que son los asistentes al evento, en un espacio y un tiempo que nos gustaría que fuera indeterminado, puesto que esperamos que se mantenga en el recuerdo de los participantes.

Hay muchos elementos en el texto; un narrador, unos personajes, una ambientación, un argumento… Y en todo momento, reglas de ortografía. Si continuamos con el símil, en un evento, distinguimos también diferentes elementos; un organizador, un maestro de ceremonias, un cronograma, unos personajes… que combinados de forma diferente, nos ofrecen varios tipos de eventos. Y en todo momento, el protocolo.

Pues bien, esta es una de las formas que se me ha ocurrido para poder explicar qué es en esencia el protocolo.  Protocolo, ese “concepto” tan indeterminado, sobre todo para las personas ajenas a la profesión. El protocolo son las normas, usos ó costumbres que se utilizan en la organización de un evento para facilitar la ejecución del mismo. Son las pautas, los “signos de puntuación” que nos indican cuándo un evento está bien organizado.

La reflexión del día  es que  se podría afirmar que el protocolo es a un evento lo mismo que la ortografía es a un texto.