Alimentación saludable, un propósito de Año Nuevo que es obligado para los organizadores de eventos durante todo el año.

Acabamos de estrenar año. Estamos en periodo de reflexión, de fijar objetivos para 2017 y buenos propósitos. La historia se repite; un año más pensamos que es hora de comenzar a hacer ejercicio, es hora de empezar a comer sano… dieta DETOX. Es fácil decirlo, cuando todavía estamos haciendo la digestión de la comida de Año Nuevo, y tenemos un trocito de roscón en el frigo … ( que al menos tiene fruta…).

Sin embargo, para los organizadores de eventos, la alimentación saludable es un criterio básico a tener en cuenta en el diseño de un menú, durante todo el año…. No podemos olvidar que un evento más sostenible supone promover entre los asistentes unos hábitos de vida y de alimentación más saludable.

Introducir criterios sostenibles para los servicios de catering y restauración, tendrá sin duda impacto desde el punto de vista medioambiental, social y económico.

Así, tal y como nos aconsejan también los compañeros de eventsost, de la que soy abanderada, si queremos hacer un evento más sostenible, es recomendable tener en cuenta diferentes aspectos:

  • Trabajar diferentes propuestas para introducir alimentos y bebidas más saludables. En el diseño del menú, debemos incluir alimentos frescos y de temporada, y si es posible que se puedan consumir en crudo, reduciendo así la huella ecológica. Debemos incluir frutas y verduras, smoothies y zumos naturales, evitando el exceso de bollería industrial, el exceso de azúcares y el exceso de grasas en general. Además, deberíamos hacer saber a los asistentes que se trata de un menú saludable, destacando las características y los beneficios para la salud y bienestar en general.
  • Incluir alimentos de temporada. Quizás nuestro menú no sea tan exótico ( atención, todo depende de los objetivos del evento…, está claro…) pero los alimentos de temporada están vinculados al ciclo natural de producción en el lugar donde se celebra el evento, hecho que favorece la economía local a la vez que respeta los ciclos naturales de producción. De esta forma, el transporte desde el lugar de producción hasta el lugar de celebración del evento será menor, reduciendo también la huella. Sabia decisión. Nos referimos a los denominados alimentos kilómetro Cero, cuyo proceso de elaboración y producción se realizan en las cercanías del lugar donde se celebra el evento. Generalmente se toma como límite un radio de 100kms.

Existen también varios restaurantes incluidos en esta categoría. Esta semana hemos visitado Bump Green, en C/ Velázquez,11. Hacemos un resumen: espacio construido con materiales reciclados y de  derribo . Carta saludable. Alimentos Km cero. Filosofía Slowfood … Esto como aperitivo ( sano) y ya  tendremos ocasión de profundizar… http://bumpgreen.com/.

  •  Evitar los residuos en el catering. No podemos negar que la presentación del catering es un aspecto muy importante. Ya lo decía mi abuela, es que comes con los ojos!!! Y sobre todo los que nos dedicamos a la organización de eventos, tenemos que buscar un equilibrio; que sea cómodo para el asistente ( que a la vez que sujeta el bolso, la documentación entregada en la reunión, la copa de vino blanco fresco y el recipiente que contiene el salmorejo… pueda mantener una conversación animada con su compañero de cocktail … ). Además, que esté rico, que sea saludable, que llame la atención, y que produzca un momento inolvidable… Bien, pues casi siempre se nos olvida pedir a nuestros proveedores que la vajilla y el menaje sea reutilizable y en caso de ser desechable, que sea compostable ó biodegradable. Hoy en día hay muchos recipientes y menaje fabricado con materias primas orgánicas que se descomponen en un periodo corto de tiempo, sirviendo además de abono orgánico. Nos referimos a materiales como madera, pulpa de caña de azúcar, hojas de palma, almidones ó féculas de vegetales. Es cuestión de pequeños detalles que hacen el evento más sostenible.
  • Prevenir los sobrantes de alimentos. Sin duda, uno de los impactos que podemos generar con un evento es el desperdicio de comida. Ya no solo desde el punto de vista medioambiental, sino también social y económico. Y si me permitís, también desde el punto de vista moral. Lo ideal es ajustar bien las cantidades al número de asistentes y al tipo de público. Pero seamos realistas… aunque tengamos perfectamente organizado el evento a través de confirmación de asistentes y control , la mayoría de las veces suelen producirse sobrantes. Siempre que las condiciones lo permitan ( cadena de frío ó condiciones sanitarias) podríamos donar los sobrantes a comedores sociales. Podría ser una buena opción, aunque no sea siempre posible.

Hay algunos programas específicos, echa un vistazo http://www.alimentacionsindesperdicio.com/.

  • Diversidad. No nos cansamos de repetirlo… Como somos diferentes, tenemos que hacer un tratamiento diferente… Debemos considerar los diferentes hábitos de los asistentes al evento y adaptarnos. Estilo de vida, aspectos culturales y aspectos religiosos marcarán las diferentes propuestas ( kosher, halal …) . En unos casos las restricciones alimentarias por alergias e intolerancias harán que tengamos que introducir variedad de alimentos y sobre todo información para tranquilizar a los asistentes. No nos cuesta nada incluir platos ó especialidades particulares, y los asistentes los agradecerán.
  • Utilización de productos ecológicos y de comercio justo. Siempre que sea posible, deberíamos solicitar el empleo de alimentos y bebidas procedentes de producción ecológica, dado que respetan determinados criterios medioambientales. También los productos de comercio justo aportan un valor extra. Generalmente se trata de productos cuyo origen son países en vías de desarrollo y garantiza que se han respetado unas condiciones laborales dignas y no se ha permitido el trabajo infantil ó la explotación laboral. En cualquiera de los casos, sería conveniente que este tipo de productos cuenten con certificados de garantía internacionalmente aceptados.

Y por último, no olvidemos comunicar todas nuestras acciones sostenibles a los asistentes al evento. Los pequeños detalles consiguen grandes efectos.